Las plantas de luz son generadores eléctricos que abastecen de energía eléctrica una casa, un local o incluso un edificio.

Por lo general, las plantas de luz se emplean para dar energía a un lugar remoto donde no suele haber corriente eléctrica y en lugares en donde es indispensable la electricidad y no hay instalaciones cerca, como en las construcciones.

Existen múltiples beneficios de una planta eléctrica si eres un productor de bienes y servicios y tu trabajo depende de una conexión eléctrica en todo momento.


Los principales beneficios de tener una planta de luz son:


1. Facilidad de transformar y distribuir energía eléctrica.

2. En un negocio u oficina asegura que el tiempo laboral no se desaproveche cuando por razones comunes falta la energía eléctrica. Permitiendo así que no se pierda dinero y tiempo.

3. El combustible es sencillo de conseguir, pues regularmente utilizan diésel, gasolina y gas.

4. En sectores como la Medicina es indispensable una planta eléctrica que prevenga cualquier emergencia.

5. Se puede distribuir energía eléctrica en lugares remotos.

6. Es posible iluminar calles y dar funcionamiento a aparatos eléctricos.

7. Se facilita la comunicación en caso de apagones masivos.

8. Existen alternativas portátiles para todo tipo de negocios.

9. Algunas plantas son resistentes a la intemperie.

10. Agregan valor a toda empresa en donde se instale, porque asegura trabajo las 24 horas del día.


En la industria de los generadores de energía se pueden encontrar plantas de luz que son capaces de alimentar desde sistemas sencillos hasta congeladores industriales y sistemas de seguridad.

Existen opciones de generadores de reserva (con una gran variedad de tamaños y voltajes) para hogares o pequeñas empresas.